La verdad del amor

Escucho por la radio a dos niñas de tres y seis años, enamoradas (si es que se puede estar enamorada a esa edad) de Carlos Baute. De lo bien que canta, de lo guapo que es… Están en el estudio de Los 40 Principales y no saben que les han preparado la sorpresa de llevarlo al estudio para que las conozca. Al entrar, la niña de seis años (las jerarquías siempre han sido importantes en algunas familias), empieza a gritar y a llorar: ¡No quiero! ¡Que se vaya! ¡Quiero que se vaya! ¡Fuera! ¡No!

Grandioso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s