Estrategias

Resulta que hay unos sapos venenosos que han desarrollado la estrategia de quedarse quietos ante un depredador. Tal vez no es muy útil para ese sapo, justamente ese sapo, que se encuentra con un perro que lo olisqueará, morderá, quizás matará. Pero entendida como es estrategia de especie no es del todo mala; ese perro morirá o peor aún, lo pasará fatal y se lo contará a sus amigos. No volverán a molestar al sapo.

Por negligencia o ignorancia, los sapos fueron transportados hasta Australia donde se han convertido en una plaga. Pero, hete aquí, unas hormigas carnívoras inmunes al veneno. Nada más acercarse las hormigas, el sapo se queda quietecito, quietecito. Entonces las hormigas, como si se tratara de un regalo, lo devoran. Estrategias y habilidades bien curiosas sobre las que reflexionar, en esta sociedad en crisis (¿económica, moral, cultural, de valores, de ambiciones, de responsabilidades?).

Un buen diálogo, de un mudo (Muti) a un sordo (Berlusconi).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s